Galería

#19. Ese comprimido azul pitufo

[Esta entrada participa en el #LunesPollas (12/01/2015) convocado por @emulenews, que, a su vez, es una secuela del #LunesTetas (19/01/2015) convocado por @elprofedefisica. Como profesor de la universidad de Granada quiero expresar desde aquí mi apoyo incondicional a Arturo Quirantes]

  Para mí, uno de los temas más interesantes de la biología es el de la comunicación entre células. Las células de nuestro cuerpo pueden comunicarse entre sí mandándose señales muy variadas. Una célula puede mandar una señal a sí misma, a otra célula vecina o cercana, o bien a otra célula que esté muy alejada. Es decir, la señal emitida puede viajar distancias que oscilan desde muy cortas a muy largas. Este último es el caso de las hormonas. Sirva como ejemplo la eritropoyetina o EPO, que fabrica el riñón y actúa sobre las células de la médula ósea. Eso es una pasada de distancia.

   Cuando la señal llega a la célula diana, ésta última responderá de alguna manera. Las señales pueden dividirse en polares (hidrofílicas) y apolares (hidrofóbicas). Las señales apolares pueden atravesar la membrana plasmática de la célula diana sin problema, pues la membrana también es apolar. Las señales polares, en cambio, no pueden. Estas señales lo que hacen es unirse a un receptor (una proteína) que está colocada en la membrana, es decir, en la superficie celular. A partir de este momento se pone en marcha en el interior de la célula un mecanismo equivalente a una carrera de relevos que van a trasladar la “orden” que llevaba la señal (que se quedó en la superficie) hasta el núcleo, donde se apagarán unos genes y se encenderán otros (lo que cambiará las concentraciones de ciertas proteínas y provocará la respuesta). Esta carrera de relevos interna se conoce con el nombre de transducción de la señal. No son más que múltiples cambios que van ocurriendo de forma secuencial. Hay veces en que la orden no es transducida hasta el núcleo sino que se queda en el citosol, pero en cualquier caso origina cambios en proteínas y también se produce una respuesta.

    Permitidme que cambie de marcha para explicar la estructura de la pared de los vasos sanguíneos:

19194

   Como se aprecia, la pared está formada por 3 capas, pero en las que debéis fijaros son:

  • La más interna y en contacto con la sangre es el endotelio. Se llama así porque está formada por una sola hilera de células endoteliales.
  • Le sigue una capa bastante más gruesa de células de músculo liso.

   Bueno, pues una de las rutas de transducción de señales de las que hablaba antes es la del GMP cíclico o cGMP, que es un nucleótido especial fabricado por una enzima llamada guanilato ciclasa a partir de otro nucleótido, el GTP:

1

   Existen dos tipos de guanilato ciclasas. La que necesito contaros es la que se activa por el óxido nítrico (NO), una molécula muy pequeña y gaseosa que puede atravesar la membrana plasmática.

   Ya estamos en condiciones de entender la serie de cambios encadenados que constituyen la ruta del cGMP. Aparecen esquematizados en esta figura:

F2.large

    Y se pueden resumir así:

  1. El impulso nervioso, provocado por la excitación sexual, llega al cuerpo cavernoso del pene y sirve de señal que actúa sobre las células endoteliales.
  2. Las células endoteliales responden fabricando NO.
  3. El NO sale de la célula endotelial y entra en la célula del músculo liso (viaja, por tanto, una distancia corta).
  4. El NO actúa como señal sobre estas últimas, de modo que se activa la guanilato ciclasa y los niveles de cGMP aumentan.
  5. Los niveles aumentados de cGMP hacen que la célula de músculo liso responda relajándose. Si tenemos en cuenta que hay una capa de muchas de estas células rodeando al vaso sanguíneo, esta relajación supone que el vaso aumenta de calibre (vasodilatación), de forma que accede más sangre al cuerpo cavernoso del pene. Esto se traduce en definitiva en una erección.

    Por diferentes causas, algunos varones tienen disfunción eréctil, algo que no hace falta explicar qué es. Desde hace ya bastantes años estas personas pueden mantener relaciones sexuales plenas gracias a unos comprimidos de color azul pitufo, la Viagra.

86_salud_sexo_viagra

    Pero, ¿cómo funciona la Viagra? Para entenderlo, debemos saber que todos los cambios que van teniendo lugar en las vías de transducción deben ser revertidos, tratándose por tanto de cambios muy efímeros. En este caso, el cGMP es eliminado por una enzima llamada fosfodiesterasa, que lo transforma en GMP (a secas) :

2

   El principio activo de la Viagra es el sildenafilo. Esta molécula es un inhibidor potente de la fosfodiesterasa, la enzima que se encarga de destruir el cGMP en el cuerpo cavernoso. La estructura molecular del sildenafilo es similar a la del cGMP con lo cual compite por la unión a la fosfodiesterasa. El resultado es que el cGMP permanece más tiempo en el interior del pene, produciéndose erecciones más potentes y mantenidas. Ojo, sin estimulación sexual, o sea, en ausencia de activación del sistema NO/cGMP, este fármaco no causa una erección, que ya sé lo que estáis pensando.

IMG_0353

 Os dejo con 15 datos interesantes sobre ese comprimido azul pitufo.

Anuncios

3 Respuestas a “#19. Ese comprimido azul pitufo

  1. Pingback: #Lunespollas - Recopilación de todas las entradas - Naukas

  2. Buenas tardes, de donde tomaste la 3ra imagen?

    • Busco en Google siempre y elijo las más claras, sencillas o que más me gustan. No siempre las imágenes que me gustan están en las webs esas copyright-free.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s